Hostelería Profesional

MANTENIMIENTO PREVENTIVO DE LOS EQUIPOS DE FRIO

Todos los equipos frigoríficos de nuestro negocio deberían tener un mantenimiento preventivo al menos dos veces al año a fin de evitar averías mayores.

Pero por lo menos si no se hace dos veces al año si deberíamos hacerlo una vez y sobretodo cuando va a llegar el verano que es cuando más tiempo va a  estar en funcionamiento cualquiera de los equipos de refrigeración que tengamos en nuestro establecimiento

Lo ideal sería que el servicio técnico que normalmente contratamos nos hiciera una revisión general de nuestras maquinas, pero, y ya que estamos en tiempos difíciles, también podemos hacer nosotros un mantenimiento mínimo y que es muy importante, tanto para la vida de las maquinas, como par el rendimiento de las mismas y, algo muy importante, una forma fácil de ahorrar en energía, y no es otra cosa que limpiar con aire a presión los radiadores (condensadores) de los equipos frigoríficos.

Esto y aunque parezca a simple vista muy poca cosa resulta que si es muy importante, porque el motor se refrigera mejor, no trabaja forzado, trabaja menos horas, y por lo tanto ahorramos luz, y tiene una vida más larga.

Si por el contrario no hacemos ningún tipo de mantenimiento ni limpieza de los radiadores nos encontraremos que un día el equipo no enfría o enfría poco y  tendremos que llamar a un técnico frigorista para que nos resuelva el problema, “y nos puede dar un susto” porque igual el motor se ha estropeado por trabajar en condiciones fuera de rango y la sustitución del mismo no es precisamente una avería barata

En mi larga experiencia en el sector de la refrigeración podría asegurar que el 60% de los motores que se averían resulta que es en verano, y de ese 60% el 90% o más se ha averiado por trabajar en malas condiciones, es decir, por no tener una suficiente refrigeración

Pongamos un ejemplo, igual un poco tonto pero valido, que pasaría si a nuestro coche le colocamos algo, vamos a poner un cartón, en el radiador y nos disponemos a hacer un viaje, seguro que al poco rato la temperatura sube y el motor se calienta y  trabaja muy forzado, así que o  quitamos el cartón del radiador o nos arriesgamos a tener una avería importante.

Pues esto mismo es lo que les pasa a los motores de nuestros equipos frigoríficos con la desventaja de que ellos no tienen ningún indicador que nos diga que están trabajando en condiciones no recomendables

 

equipos-unidades_condensadoras

 

                                                                       BK322838_SERIES_COMMERCIAL_TYPE_AIR_COOLED_CONDENSERS

Como puedo saber si el radiador esta sucio y debo limpiarlo?

 

La forma más simple es si notamos que el armario frigorífico, bajomostrador, botellero o cualquier tipo de refrigerador echa mucho calor en la zona donde esta el motor, eso es señal de que no esta refrigerando correctamente, por lo tanto deberemos limpiarlo

Si no disponemos de aire a presión para realizar esta tarea podemos con un simple cepillo, escoba etc, quitar el polvo acumulado a lo largo del año de trabajo, evidentemente esta no es la mejor forma de resolver el problema, ya que con un cepillo solo quitaremos el polvo superficial del radiador, no el polvo acumulado en el interior de ese radiador, pero si será algo efectivo durante un tiempo, más adelante no tendremos mas remedio que limpiarlo con aire a presión para que quede en perfecto estado

Cuando las maquinas refrigeradoras se encuentran en las cocinas el problema es algo más complicado, ya que el polvo no solo se acumula él solo, sino  que se mezcla con las grasas de los humos de las cocinas y entonces para hacer una buena limpieza de ese condensador deberemos aplicar algún tipo de desengrasante para desatascar la grasa acumulada con el polvo, este método es algo más lento y trabajoso, pero es esencial para nuestros equipos de refrigeración

Espero que esta información les haya servido, si tienen cualquier duda al respecto pueden ponerse en contacto con nosotros y gustosamente les atenderemos

 www.hosteleriainoxidable.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *